Estufas con horno, el placer de cocinar y calentarse

Estufas con horno, el placer de cocinar y calentarse

Y tú, ¿imaginas pasar las tardes de invierno al calor de un fuego natural mientras aprovechas para preparar unas castañas, un pan casero o incluso un plato de carne o pescado sin salir de casa? No, no es un sueño: con las estufas con horno es posible, ya que están diseñadas no solo para calentar las estancias sino también para que se pueda cocinar en ellas. Si nunca habías oído hablar de las estufas con horno, sigue leyendo y déjate sorprender.

Las estufas con horno dinamizan tu vivienda, ahorran energía y te permiten pasar un buen rato cocinando

Las estufas con horno son mucho más que un sistema de calefacción o un ornamento decorativo: también son elementos dinamizadores para las viviendas en las cuales están instaladas. Su diseño, con un horno muy espacioso incorporado, permite introducir en él bandejas y recipientes para preparar desde platos de carne y pescado a bandejas de verduras, pizzas, pan y hasta postres de lo más variados. Con ellas nunca te aburrirás y podrás pasar un rato divertido cocinando solo o en compañía.

Calentar tu vivienda y cocinar en tu estufa de leña a la vez también te permitirá ahorrar en la factura de la energía puesto que el precio de la leña es muy reducido en comparación con la luz o el gas. Además, estarás llevando a cabo dos tareas con la misma cantidad de leña.

Otra ventaja de contar con una estufa con horno en la que preparar tus platos es que la comida al horno es muy sana y más sabrosa que la comida asada, ya que los jugos y los sabores se concentran más y el calor se reparte de forma homogénea. 

Por otra parte, el calor generado por el fuego es mucho más natural que el que producen los aires acondicionados o los radiadores que expulsan aire caliente, así que podrás preparar tus recetas en tu estufa con horno y comerlas en un ambiente muy confortable.

¡Ya lo ves! Una estufa con horno tiene mucho potencial y te permitirá maximizar su empleo y darle un uso que nunca habías imaginado. Se trata del toque ideal que necesita cualquier vivienda, así que no lo pienses más: elige tu estufa con horno y disfruta de toda su magia.

Tips para mantener limpio el cristal de la chimenea

Tips para mantener limpio el cristal de la chimenea

Mantener el cristal de la chimenea limpio es una de las principales preocupaciones de quienes tienen una chimenea en casa, ya que cuando se ensucia produce un efecto antiestético. Además, limpiarlo puede volverse una tarea engorrosa. Sin embargo, mantener el cristal de tu chimenea libre de suciedad es más fácil de lo que piensas: a continuación, te dejamos cinco tips muy sencillos para que lo consigas. ¡Descúbrelos!

Cinco trucos que evitarán que se manche el cristal de tu chimenea

La clave para que el cristal de tu chimenea no se manche es controlar la acumulación de residuos en el mismo cristal, y para ello tienes que:

  • Asegurarte de que la leña está bien seca: la leña húmeda produce mucho humo y junto con la evaporación del agua se pega al cristal y ensucia. Por eso es importante que compres leña bien seca para tu chimenea. Y, si la leña la preparas tú, asegúrate de que la secas de forma correcta.
  • Elegir leña con poca resina. Las leñas con mucha resina como puede ser el pino verde, generan mucho residuo que acaba adhiriéndose al cristal.
  • Encender la chimenea de forma correcta: a la hora de encender la chimenea muchos usuarios suelen cargar la leña, poner una pastilla debajo, encender el fuego y cerrar la puerta. Sin embargo, al cerrar la puerta durante el encendido evita la aportación de oxígeno necesario para precalentar el producto. Es conveniente dejar la puerta apenas 1 cm abierta, durante unos minutos hasta que se caliente el producto
  • Es importante también regular correctamente la entrada de aire primario y secundario, en lo manuales de los productos Carbel podrás encontrar información detallada al respecto.
  • Tener un tiro adecuado. La falta de tiro en el conducto de humos es un factor que influye directamente en la limpieza del cristal y sobre todo en la combustión.  Es por ello que es muy importante realizar la instalación del producto a través de un especialista, que asegure un tiro correcto para tus chimeneas.

Con estos sencillos trucos tendrás el cristal de tu chimenea limpio y podrás disfrutar de ella al máximo.

Quiero comprar una chimenea: ¿qué debo valorar?

Quiero comprar una chimenea: ¿qué debo valorar?

¿Estás pensando en comprar una chimenea? Es una idea estupenda, ya que así conseguirás darle a tu hogar un ambiente cálido y agradable todo el invierno, además de un toque personal y único. Sin embargo, es normal que tengas muchas dudas acerca de cuál elegir. Para ayudarte, en este post te explicamos qué debes valorar antes de decidirte por una u otra chimenea.

(más…)
Cómo calcular la potencia de chimenea que te hace falta

Cómo calcular la potencia de chimenea que te hace falta

A la hora de escoger una chimenea el cálculo de la potencia es uno de los indicadores que más se suelen mirar. Al contrario de lo que muchos piensan, la potencia no indica cuántos metros de vivienda calienta, si no que la potencia te indica cuántos KW genera esa chimenea, cassette o estufa. Para volver al tema de cómo se calienta una vivienda se deberían introducir otros factores en la ecuación como el aislamiento, los factores climatológicos de la zona en la que esté la vivienda o los metros cúbicos que tiene la misma. Dicho esto, vamos a ver cómo podrías calcular la potencia de la chimenea que necesitas para tu hogar.

Si estás considerando una nueva adquisición, esta es una de las primeras preguntas que debes hacerte y para saber qué significa que una chimenea tenga 12 o 4 KW tenemos que ponerte en contexto. Infórmate y escoge un sistema de calefacción eficiente.

Imagina que tienes un espacio abierto, un gran salón junto a una amplia cocina americana, pero no quieres renunciar al confort de un ambiente cálido en invierno, justo en el lugar en el que pasas más tiempo. Otro caso es que tengas una casa de distribución cuadrada, que emplee al máximo los metros cuadrados útiles y quieras que el calor de la chimenea llegue a toda la casa.

Ante estas situaciones, así como en cualquier otra, es fundamental que, antes de comprar una chimenea, conozcas cuál es la potencia que necesitas, concretamente la denominada potencia calorífica.

Calcular la potencia de chimenea que necesitas para tu casa

En primer lugar, para saber qué potencia de chimenea necesitas para tu casa o habitación, tienes que calcular la superficie a calentar en metros cúbicos.

En segundo lugar, habrá que valorar otros aspectos, como el nivel de aislamiento de la vivienda, el uso que se le vaya a dar a la chimenea, el clima de la zona, etc.

Aislamiento óptimo

Partiendo de la base de que tu casa tenga un buen aislamiento térmico, una chimenea con una potencia de 6-10 kW puede calentar una casa de 100m2. Si la superficie en metros cuadrados es menor, necesitaremos una chimenea con una potencia inferior.  

Poco aislamiento

Si la vivienda no está térmicamente aislada, que es lo más habitual, se requiere al menos 0,1 kW de potencia por cada metro cuadrado. Por tanto, para calentar una superficie de 100 m2 necesitaremos una chimenea que tenga una potencia de 10 kW y superior, aproximadamente.

Rendimiento y potencia

Por otra parte, no solo hay que tener en cuenta la potencia de una chimenea, sino también su rendimiento. El rendimiento es la relación existente entre la energía que genera una máquina y la cantidad real de calor que genera. De poco nos serviría adquirir una chimenea que asegura una gran potencia si su rendimiento no es elevado, pues hablaríamos de un gran gasto energético sin apenas generar calor.

Todos estos datos que te hemos dado son orientativos, por lo que lo ideal es acudir a un especialista para que pueda valorar tu caso en concreto y calcule la potencia necesaria.

La función de los ventiladores de la chimenea

La función de los ventiladores de la chimenea

Y tú, ¿has oído hablar alguna vez de los ventiladores de las chimeneas? Una chimenea con ventilación ayuda a repartir de forma más homogénea el calor en las estancias. Es por ello por lo que cada son cada vez más las personas que optan por comprar modelos de chimenea con ventiladores. Pero ¿qué son los ventiladores de la chimenea y cuál es exactamente su función? A continuación, te explicamos todo lo que necesitas saber sobre ellos.

¿Qué son los ventiladores de una chimenea?

Los ventiladores de una chimenea van instalados en la zona de convección de la chimenea, calentando el aire frío de la vivienda a la circular alrededor de la cámara. De este modo se va caldeando y aportando calor a la vivienda.

Generalmente, los ventiladores se incluyen en las chimeneas de tipo cassette o insertables, y se pueden poner en marcha de forma automática o manual.

¿Para qué sirven los ventiladores de la chimenea?

La funcionalidad de los ventiladores en una chimenea es hacer circular el aire caliente por la estancia,

distribuyendo de forma más rápida y eficaz el calor.

Del mismo modo los ventiladores ayudan a caldera estancias cercanas si se canalizan.

Conoce algunos tipos de ventiladores de chimenea

Ahora que ya conoces la importancia de los ventiladores de la chimenea y para qué sirve exactamente, debes saber que hay varios tipos de ventiladores que puedes escoger en función de lo que necesites. En los modelos Carbel hay dos tipos de ventiladores que son los más comunes:

  • Ventiladores axiales con interruptor. Estos ventiladores mueven un caudal de 360m3 la hora o 720m3 la hora, en función de si llevan dos o cuatro ventiladores. Disponen de interruptor de 3 posiciones: velocidad mínima, modo automático y velocidad máxima. Por último, el modo automático de la ventilación se activa cuando el termostato detecta una temperatura igual o superior a los 45ºC.
  • Ventilador centrifugo con centralita y mando a distancia. Gracias a la instalación de la centralita se puede controlar la velocidad de la turbina, además de pasar fácilmente de un modo manual a uno automático. Como en el caso anterior, el modo automático se pone en marcha cuando la temperatura iguala o supera los 45ºC. Por último, el mando a distancia te ayudará a controlar de forma remota las diferentes opciones.

Como ves, la función del ventilador de chimenea es fundamental para asegurar un buen reparto de la calefacción y garantizar un uso correcto de la chimenea.