Prever el secado de la leña para el próximo invierno

Prever el secado de la leña para el próximo invierno

En verano casi nadie piensa en chimeneas ni estufas de leña. Sin embargo, ¡deberías aprovechar el calor para secar la leña que necesitarás cuando llegue el frío! Puede que parezca precipitado, pero prever el secado de la leña en verano te ayudará mucho en invierno. A continuación te explicamos por qué y cómo debes secar y almacenar la madera durante el periodo estival.

¿Por qué debo secar en verano la leña para el invierno?

Hay tres razones por las cuales deberías secar la leña en verano en lugar de esperar al invierno:

  • El frío no te pillará desprevenido: uno nunca sabe cuándo va a necesitar calentar su vivienda una vez pasado el verano así que, ¡lo mejor es prevenir y tener leña lista para alimentar la chimenea!
  • El poder calorífico de tu leña será mayor: la leña seca arde mejor que la recién cortada, así que si la secas en verano será más fácil acondicionar tu casa en invierno.
  • Tu chimenea será más limpia: la leña seca apenas produce humo y, al no contener agua, su combustión no oxida el metal de la chimenea. Por eso merece la pena prepararla cuando aún hace calor.

Cómo secar leña para el próximo invierno

Preparar la leña para el invierno es fácil, basta con seguir estos pasos:

  • Recoge o compra la leña: ten en cuenta que los árboles de crecimiento rápido generan calor antes mientras que los árboles de crecimiento lento tardan más en desprender calor.
  • Corta los troncos en secciones manejables y ábrelos, cortándolos a lo largo en dos trozos, o si el tronco es muy grueso, en cuatro, realizando dos cortes perpendiculares. Así expondrás el interior al calor y conseguirás eliminar toda la humedad existente en su interior.
  • Por último busca una zona interior seca y bien ventilada donde no pueda entrar la lluvia ni filtrarse agua. Extiende los troncos sin apilarlos demasiado y procurando que no toquen el suelo para que no coja humedad. No los cubras para no atrapar la humedad.

¡Y ya está! Ahora solo tienes que dejar que la madera se seque y así podrás disfrutar de tu chimenea nada más llegue el invierno.

Época de limpieza de chimeneas: los deshollinadores

Época de limpieza de chimeneas: los deshollinadores

Según un estudio de la Asociación Española de Protección contra los Incendios,  la mayor parte de los incendios en viviendas son provocados por aparatos calefactores. Para proteger nuestra casa y no poner en peligro nuestra seguridad, es importante que nuestra chimenea cumpla las normas de seguridad y limpieza regular. En esta época de verano en la que la chimenea no está en uso, es el momento ideal para llamar al deshollinador. (más…)