Desde nuestro inicios, en Carbel hemos adquirido un fuerte compromiso con el medioambiente, compromiso que hemos ido trabajando durante todos nuestros años de actividad tanto en nuestra fábrica como en todas chimeneas y estufas que producimos y comercializamos. 

El medio ambiente en el corazón de Carbel

Las prácticas medioambientales forman parte de Carbel, como hemos comentado, desde sus inicios. Además de las prácticas más habituales como el reciclado, hemos querido dar un paso más allá y apostar por las fuentes de energía renovables, concretamente la solar. 

En nuestras instalaciones, gran parte de la energía que empleamos proviene de una placa fotovoltaica de gran tamaño que ocupa prácticamente la gran totalidad de nuestro techo industrial. Su potencia nos llega a suponer un ahorro energético de un 43%. 

La energía solar es una energía considerada limpia, que no genera emisiones nocivas para el medio ambiente, siendo ésta nuestra aportación para reducir el conocido efecto invernadero. 

Estufas y chimeneas con garantías medioambientales

Como no podía ser de otra forma, en nuestro catálogo se tenía que ver reflejado nuestra alma medioambiental y, para nosotros, no hay mejor forma de hacerlo que mejorando nuestros productos y creando chimeneas y estufas que destacan, además de por sus acabados, por sus niveles de eficiencia energética. 

Conforme vamos creando nuevos modelos, tenemos muy claro que deben ofrecer altos niveles de rendimiento para trasladar el ahorro energético al consumidor. Del mismo modo, nuestros modelos generan muy pocas emisiones. 

Como ves, más que una apuesta, es un estilo de vida que Carbel lleva en su ADN.

Te lo paso por si te es más cómodo y así lo instalas para poder trackear de nuevo las visitas.