¿Has oído hablar alguna vez de la vermiculita? Tal vez no sepas de qué material estamos hablando, pero si estás pensando en comprar una chimenea para tu hogar es muy importante que lo conozcas, dado que encontraras este material como revestimiento interior en algunos modelos de chimenea. Así que si nunca habías oído hablar de la vermiculita ¡lee este post con atención! En él te contamos qué es este material y por qué hoy en día es tan utilizado en la concepción de las chimeneas.

¿Qué es la vermiculita?

Comencemos por la cuestión clave: ¿qué es exactamente la vermiculita? La vermiculita es un mineral compuesto por hierro, aluminio o magnesio, su ventaja: el gran aislamiento térmico

¿Por qué se utiliza vermiculita en las chimeneas?

Ahora que ya sabes qué es la vermiculita, la siguiente pregunta es: ¿para qué se utiliza en las chimeneas? Muy fácil: para recubrir las cámaras de combustión, que antes se recubrían con hierro o fundición. ¿Qué ventajas presenta este material?

  • En primer lugar la composición de la vermiculita la convierte en un elemento que refleja el calor hacia la propia cámara de combustión, lo cual significa que mantiene la temperatura estable mejorando el rendimiento y por ello reduciendo el consumo de leña.
  • Además, su color claro aporta a la combustión una luminosidad mayor.
  • Por otra parte, la vermiculita es ignífuga y muy resistente a las altas temperaturas, su mantenimiento es sencillo y económico.
  • Por último, la vermiculita puede tener una alta densidad y al mismo tiempo ser un material ligero.

Como ves, las chimeneas con cámara de combustión recubierta de vermiculita son muy aconsejables y presentan muchísimos beneficios respecto a aquellas que no lo emplean. Así que, si estás buscando una chimenea para tu casa, ¡asegúrate de que incorpora este material!

Te lo paso por si te es más cómodo y así lo instalas para poder trackear de nuevo las visitas.