¿Sabías qué el rendimiento de una estufa depende en gran medida del combustible utilizado? En el caso de estufas y chimeneas, el combustible no es otro que la leña, y ésta tiene que estar perfectamente preparada para realizar su función. La leña debe estar bien seca – menos del 20% de humedad. De esta manera, proporcionará más calor, te será más fácil regular el fuego y mantendrás en mejor estado la estufa y el conducto de humos. (más…)