Según los datos existentes, la invención de la chimenea data del siglo I después de Cristo. Anteriormente no se ha encontrado ni documentación ni resquicios de haber existido. Pero aún así, aunque no existiera anteriormente el elemento como tal, si que hay constancia de que el fuego se empleaba como método de calefacción desde que fuera descubierto, ya que a parte era el método de cocina. (más…)