El uso diario de la chimenea durante períodos fríos nos proporciona una gran cantidad de ceniza con la que no sabemos qué hacer. El primer dilema es, sin duda, dónde tirar esta ceniza, ya que se considera un elemento orgánico pero también debemos tener en cuenta que esté completamente fría para no tener problemas. Para ello deberemos retirarla con una paleta de metal y verterla en el interior de un cubo del mismo material para que se desvanezcan todas las brasas que queden encendidas. (más…)