Seguramente has leído y escuchado mucho acerca de cómo encender el fuego de una chimenea pero, ¿alguna vez te has parado a pensar cómo mantener el fuego perfecto en una chimenea?

Como obtener un fuego ideal en la chimenea gracias a estos consejos

Una vez ya tienes claro qué debes hacer para conseguir encender un fuego en la chimenea es el momento de dar el segundo paso y ver cómo mantenerlo.

La llama que produce el fuego debe ser constante, ni muy baja ni muy alta, para mantener una temperatura agradable que ayude a crear calidez y confort en la estancia. Esto, que puede parecer sencillo tienen su aquel a la hora de dominar el fuego. ¿Hay que echar mucha más leña? ¿Cada cuánto? ¿Qué hacemos cuando el fuego empieza a bajar? ¿Cómo lo reavivamos?

Estas son algunas de las preguntas más habituales que giran en torno al mantenimiento del fuego y es que, conseguir un buen fuego no es solo poner leña y encender. Para conseguir mantener un buen fuego, debes tener en cuenta tres variables principales:

  • La leña. Vamos a empezar por lo primordial, la leña que vamos a insertar en la chimenea. En este caso, lo ideal es contar con troncos de dureza media. Los troncos duros o arboles de crecimiento lento tardan más en quemarse y la llama es menos viva (Olivo, haya, encina, etc..). Por el contrario, los troncos más blandos o árboles de crecimiento rápido aportan menos kW y arden de manera muy rápida (fresno, álamo, sauce etc..). Si no se dispone de leñas medias como el chopo, sauce. Se pueden mezclar maderas duras y medias para disfrutar de un fuego más agradable. ¡¡Fundamental la leña seca!! A mayor humedad en la leña, menos aporte calorífico, mayor generación de humo y ensuciamiento del cristal.
  • Regulación entradas de aire de la chimenea o estufa. La cantidad de aire que entra en la chimenea es otra de las variables que se deben tener en cuenta. Al principio, para que se prenda el fuego, el tiro de aire debe estar abierto al máximo. Una vez prendida le leña y cuando empiece a generar calor hay que ir poco a poco cerrando la entrada de aire primario.
  • Limpieza del conducto de humos, hay que mantener limpia la chimenea y el conducto de humo. además de por seguridad, la limpieza es fundamental para una buena combustión. Consultad con personal cualificado para las labores de limpieza y deshollinado de vuestra chimenea o estufa

De todos modos, en los manuales CARBEL, encontraréis información detallada sobe como utilizar vuestra estufa o chimenea.

Con estos tres consejos, y realizando un buen encendido, conseguirás mantener el fuego vivo durante más tiempo.

Te lo paso por si te es más cómodo y así lo instalas para poder trackear de nuevo las visitas.