Pocas cosas relajan tanto como ver la leña deshacerse entre las llamas. Por ello, una opción que nunca pasa de moda para dar calor al hogar (y de paso brindan espectáculo) son las chimeneas de leña. La diferencia es la evolución que han sufrido estas chimeneas, ya que en la actualidad las chimeneas abiertas han quedado relegadas por las cerradas, que presentan mayores beneficios.

¿Cuáles son las principales características de las estufas de leña actuales?

  • Presentan un modelo moderno y actual, con una marcada evolución en los diseños.
  • Sus niveles de rendimiento son superiores al 75%.
  • Las emisiones de CO son mínimas, alrededor de un 0,09%.
  • Las actuales estufas de leña incorporan un sistema de doble combustión con entradas de aire primarias y secundarias regulables.
  • Un factor muy importante es el sistema de cristal limpio.
  • Las estufas de leña pueden ir directamente sobre el suelo, colgadas de la pared, con patas o sobre una bancada o repisa.
  • Ofrecen unos amplios cristales que presentan una visión excelente del fuego.
  • La mayoría de modelos de estufas de leña cuentan con un sistema de doble deflector.
  • En Carbel disponemos de modelos de estufas de leña que cuentan con cocina, así que a parte de abastecer de calor al hogar, tienen la ventaja añadida de servir para cocinar tanto en invierno como en verano.
  • Una estufa de leña es un elemento que aporta calor de una forma natural y ecológica, ya que es un elemento que podemos recoger nosotros mismos. Por lo tanto, además de resultar renovable, también es más económico que cualquier otro tipo de combustible.

¿Qué debo tener en cuenta antes de instalar una estufa de leña?

  • Aunque tengamos claro el modelo que deseamos instalar en nuestro hogar, es conveniente consultar con un profesional para que nos asesore. En Carbel tenemos experiencia en chimeneas y estufas y podremos elegir la más conveniente.
  • Debemos estudiar en qué lugar vamos a ubicar la chimenea y la potencia calorífica de la misma. Se debe elegir en base al tamaño de la estancia.
  • Uno de los primeros pasos es comprobar que nuestro hogar esté bien aislado, si no es posible que tengamos fugas de calor.
  • Debemos asegurarnos de que el suelo puede soportar el peso que va a suponer la chimenea.

Si crees que la opción que más se acopla a tus necesidades es la estufa de leña puedes ponerte en contacto con Carbel para que te asesoren acerca del modelo que puedes elegir.

facebook-carbel-chimeneas