Cuando nos planteamos el tipo de calefacción que queremos para nuestro hogar, las opciones que se nos presentan son diversas: sistemas de climatización, calefacción a gas o gasoil; eléctrica; o bien chimeneas o estufas, entre otros. El decantarnos por una u otra depende de muchos factores.

Optar por instalar una chimenea cassette tiene, como hemos visto en otros posts, muchas ventajas como son el ahorro energético mediante la utilización de una fuente de energía renovable, el encanto del fuego, etc. Pero decidirse por esta opción también supone tomar una decisión respecto al tipo de chimenea a instalar. Desde Carbel os queremos contar en este post, las ventajas de la termochimenea, o también llamada chimenea de agua.

 

¿Cuáles son los beneficios de instalar una termochimenea?

  1. En primer lugar, los principales beneficios de instalar una termochimenea son: ahorro energético (suponen un ahorro de hasta un 40% del coste total de calentamiento, ya que emplea una fuente de energía renovable, además de disminuir las emisiones en el ambiente).
  2. Con una Termochimenea o Chimenea Calefactora damos calefacción a toda la vivienda, a través de radiadores y además, pueden combinarse con instalaciones de calefacción ya existentes (de gas, gasoil, etc.)
  3. La leña es el combustible más económico que existe, y generalmente el acceso al mismo es fácil. Del mismo modo, la generación de leña como combustible es el sistema más ecológico que existe de le llamada biomasa
  4. Produce agua caliente para uso sanitario. Las termochimeneas, le permitirán disfrutar de las ventajas de una chimenea insertable al mismo tiempo que aprovecha el calor generado por la combustión para calentar los radiadores de casa y producir agua caliente de uso sanitario. Este agua sanitaria se puede acumular para su utilización a nivel doméstico (ducha, baños, etc.) De esta manera se puede ahorrar hasta un 60% y un 65% en calefacción, ya que el calor está mejor aprovechado, se puede decir que se reutiliza.
  5. Son seguras. Los modelos de termochimenea CARBEL incorporan dos sistemas de seguridad, por un lado incorporan una válvula de presión de 1,5 bares, de modo que ante un exceso de presión automáticamente aligeran la instalación hasta sus niveles óptimos. Del mismo modo incorporan un sistema enfriador mediante serpentín en inoxidable para descarga térmica. De este modo ante un nivel de temperatura superior al prefijado, automáticamente entra agua fría al serpentín rebajando la temperatura hasta el nivel deseado.

Consejos para la compra de una chimenea de agua

  • Acuda a un distribuidor CARBEL, ellos podrán asesorarle sobre nuestros modelos, orientarles en la compra y realizarle la instalación con total garantía.
  • Es importante acudir a su distribuidor CARBEL con una orientación de las superficie de sus vivienda a calefactar y número de radiadores o elementos
  • Tenga en cuenta a la hora de elegir una termochimenea la eficiencia energética de la misma. La potencia o kW (Kilovatios) va ligada a la carga de leña (y no al marca), tipo de leña y su humedad así como a la regulación de la termochimena.
  • Una termochimenes con niveles de rendimiento elevados (alrededor del 80%) siempre sera una elección mas eficiente y práctica. El rendimiento energético es significado de eficiencia.

Desde Carbel te asesoramos y aconsejamos a la hora de decidir la chimenea más apta para cada hogar.

facebook-carbel-chimeneas