Las chimeneas proporcionan luz y calor a nuestro hogar y por eso nos encantan. Sin embargo, a la hora de decidirnos por el tipo de chimenea que deseamos instalar es importante tener en cuenta la posibilidad de tener olores persistentes en nuestra casa si nos decidimos por una chimenea abierta, pero, ¿qué sucede en el caso de las chimeneas cerradas?

Las chimeneas cerradas, insertables o cassettes (es decir, las que tienen una ‘cámara de combustión con puerta) no olerán nunca, siempre y cuando se cumplan los consejos de limpieza del tiro que recomiende el distribuidor. En cambio, las chimeneas abiertas pueden provocar olores derivados la combustión .

Si te suena esta situación y quieres librarte de los malos olores a la vez que previenes su aparición para poder disfrutar al máximo de tu chimenea abierta lee atentamente este post.

Por qué aparecen malos olores en la chimenea

La proliferación de olores molestos puede deberse a diversas causas, principalmente:

  • Una mala protección contra o los elementos: Sin un correcto sellado de la salida de humos o una correcta instalación de los tubos, la filtración de agua de lluvia, puede acumular humedad en el interior.
  • Combustión de leña con excesiva humedad, al quemar leña verde, o con excesiva humedad, contribuiremos a crear un volumen mayor de humo y con ello olor.
  • El depósito de creosota y hollín formado en las chimeneas, puesto que estos son compuestos que no se queman del todo y que pueden terminar por solidificarse, obstruir la chimenea y desprender fuertes olores.

¿Cómo podemos deshacernos de estos malos olores?

Lo principal es localizar la causa. A continuación, tendremos que aplicar alguna de estas soluciones (o varias de ellas):

  • Para el sellado de la chimenea lo mejor es revisar y sellar correctamente el conducto de humos, los distribuidores e instaladores son profesionales, no dudes en dirígete a ellos.
  • Los residuos de creosota y hollín pueden removerse con cepillos especiales para este proceso de limpieza; contactar con las tiendas especializadas en chimeneas es sin duda la

También es muy recomendable mantener una buena limpieza del espacio de combustión de la chimenea.

Ahora no tienes más que seguir estos consejos para disfrutar de tu chimenea. No obstante, si al final te quieres decantar por una chimenea cerrada, puedes consultar aquí toda nuestra gama de productos.

 

facebook-carbel-chimeneas