Carbel, inversión por la evolución